18 oct. 2012

Suede / Teatro Caupolicán / 17.10.2012


Nos cambiaron el terremoto de $500 del Teatro Carrera por cerveza con agua a $2.000, nos sacaron de esos pasillos oscuros del barrio Concha y Toro y nos trasladaron al Caupolicán. El tiempo pasa, la gente cambia, pero algunos gustos se mantienen. Unos minutos después de las 9 de la noche, Suede subió al escenario en un Caupolicán lleno, para compartir por primera vez su repertorio con el público chileno. 
La presencia de la mayoría de los asistentes, presumo, fue un acto de nostalgia puro. Nostalgia que se vio opacada por otros sentimientos y actitudes a causa de una ejecución potente por parte de los ingleses, presentando himnos que sonaban actuales. 
Brett Anderson y compañía retaron a la audiencia, cual boxeador en un ring, disparando un hit tras otro, sin intervenciones entre cada canción. Fue sólo luego del encore que tomaron una pausa y agradecieron, con un "lovely" que, probablemente, quedó grabado en el compartimiento cerebral de-acentos-adorables de cada uno de los asistentes. 
Mientras el público era ametrallado por el quinteto, el vocalista hizo lo suyo moviéndose arriba del escenario, con la elegancia que todos a sus quince años quisieron, mientras bailaban 'Trash' en alguna fiesta. Sudado, de riguroso negro, buscó al público en varias ocasiones, bajando del escenario y desafiándolo desde arriba, mientras su micrófono hacía el papel de pareja de baile.  
Tocaron un total de 18 canciones, y faltaron algunos hits, como 'She's In Fashion', por ejemplo, y 'Beautiful Ones' fue presentada en una versión más rápida que la original, algo que restó un poco al espectáculo. 
Sí, ya no tienes 15 años y el Carrera no existe, pero anoche bailaste y cantaste igual que en esos pasillos oscuros, con el mismo desparpajo juvenil que tenías antes y que Brett, entre otros, te enseñaron.

Para escuchar el setlist completo en una lista de reproducción, pincha acá.


0 comentarios: