2 dic. 2010

Mushroom Pillow: España por partida triple



Los españoles de Mushroom Pillow cumplieron nueve años de vida el recién pasado 3 de mayo. Este sello, nacido en La Coruña, tiene en su lista de artistas a bandas como Delorean y Triángulo de Amor Bizarro, y en esta oportunidad, nos hicieron llegar tres discos de excelente factura que, por supuesto, queremos compartir con ustedes: We Are Standard, La Habitación Roja y Maga.

En primer lugar tenemos a We Are Standard. El quinteto, oriundo de Bilbao, se la jugó por editar un álbum en las ligas mayores. Y lo lograron. Luego de un trabajo de ocho meses, que ellos mismos tildan como “sobrehumano”, fueron capaces de entregar un LP de primera calidad. De la mano de Andy Gill de Gang Of Four (quien ha trabajado también con Young Knives, Futureheads y Rumble Strips), impulsaron hasta la estratósfera su sonido. Desde ‘Bye Bye Bye’, el primer track de su disco homónimo, es imposible no sostener el ritmo.

Esta pieza de nueve temas goza –en primera instancia- de una batería envidiable. Limpia, rítmica e hipnotizante. Otra cosa es la guitarra, que forma una comunión impecable con la voz, al proyectar ambas un desenfado capaz de apreciar a lo largo de todo el disco. Un punto a favor es la buena pronunciación de Deu Txakartegi, vocalista y bajista del grupo. Porque cantar en inglés puede ser un acierto, como es en el caso de Vapourboat, o un camino al desastre. Ya lo sabe Natalia Lafourcade.

Sin duda este es un trabajo que -si son visionarios- ya querrán tener todos los pinchadiscos de bares guitarreros bailables. Porque no querer moverse, con estas canciones, es un pecado.

www.myspace.com/wearestandard

Y después de bailar, viene el relajo. Los valencianos de La Habitación Roja entregan un disco de sonidos clásicos de principio a fin. Un pop redondo, agradable y seguro, siempre cercano a los lugares comunes de su estilo, estampado desde su creación en 1995.

Del track uno al cuatro, a pesar de sentir que es algo ya oído, es posible disfrutarlo en demasía. Armonías dulces y bien trabajadas, que al llegar a ‘Algo nos pasa’, la quinta canción, se oscurece un poco y sólo se vislumbra un ápice de luz gracias a un espléndido y apropiado arreglo de cuerdas en segundo plano.

Con ‘Febrero’, vuelve a salir el sol. Una melodía de voz sumamente pegajosa. Si es que alguna estrofa se te queda dando vueltas en la cabeza luego de oír el disco, seguramente será de esta canción.

Los puntos altos de Universal están dados por ‘Una nueva oportunidad’. La décima canción, es capaz de mover algo dentro tuyo con los arreglos de cuerdas. La mejor melodía del elepé. Profunda y sobrecogedora, ciertamente es superior a todo lo oído minutos antes. Lástima que se oye unos cuantos planos más atrás de los otros instrumentos, y es como si una sombrilla tapara su destello. ‘No deberías’ lleva el sobrecogimiento a un nuevo nivel. El último tema de la placa posee una sensibilidad que cala profundo, con una melodía encantadora que da paso a una letra sincera y directa.

La Habitación Roja tiene un buen disco bajo el brazo. A pesar de dar la sensación de que podría ser algo más arriesgado –dado que la capacidad de creación de sus músicos ya la querrían otros- no llega al punto de ser un largaduración inolvidable. Aun así, es un pop sumamente rico, con arreglos en las cuerdas brillantes y una que otra melodía capaz de empapar a quien la escuche.

www.myspace.com/lahabitacionroja

La tercera pieza, que podría ser calificada como oro puro, es A La Hora Del Sol de Maga.

Al momento de poner play, es posible mantenerte atento hasta el final. Un trabajo muy lejos de ser plano, con buenas letras y un sonido sólido que, en un momento puede pasar de ser delicado como un campo de flores, a transformarse en un vendaval, eso sí, siempre de armonías.

Miguel Rivera, sin lugar a dudas, se perfila como una de las mejores voces del pop español. Con matices brillantes y completamente pertinentes, no hacen más que sumar a cada composición. Y es que en este disco, la verdad es que todo aumenta el nivel del trabajo. Los arreglos y cortes son precisos. Dan para pensar que el trío sevillano pensó en todo y se agradece.

‘Silencio’, ‘Hasta despertar’ y ‘Harás y Romperás’ son las canciones imperdibles dentro de esta viaje de diez temas. Cuando es posible evocar imágenes gracias a un sonido, es porque quién lo hizo logró su cometido, y esto es justamente lo que Maga consigue.

A La Hora Del Sol es un disco que no aburre, no cansa, al contrario, te dan ganas de seguir oyéndolo, todo gracias a que -además de ser excelente en términos de producción musical- posee música que se siente por dentro. En los oídos no es suficiente.

www.myspace.com/maga.maga

Mayo 2010

0 comentarios: