17 abr. 2011

Cat Power - Centro Cultural Amanda (04.04.2011)


Después de un complicado debut en Lollapalooza Chile, a raíz de la marea de fanáticos que sobrepasaron la capacidad del Teatro La Cúpula, el destino nos dio otra oportunidad para disfrutar del enigmático show de Chan Marshall en Centro Cultural Amanda.

Cerca de las nueve de la noche, el Ex Multicine de Los Cobres de Vitacura comenzaba a llenarse. Mientras algunos esperaban en el piso superior, otros -prensa e invitados de la marca de colchones que auspiciaba la cita- disfrutaban de un cóctel en el salón principal.

Luego de casi dos horas de espera, vestida de negro, con un vaso de whisky en la mano y dueña de una sobriedad hipnotizante, Cat Power subió al escenario a sobrecoger a la audiencia con ‘Bully’, primera canción interpretada. O al menos a un porcentaje de los asistentes, ya que varias filas lejos del escenario, el ruido de algunos invitados llegó a ser muy irritante para quienes realmente estaban ahí para apreciar el espectáculo.

Chan Marshall es una artista excéntrica. Una gata arisca a ratos, que se pasea por el escenario buscando algo que la calme, lo que sólo llega cuando la banda comienza a tocar. Escondiéndose tras los parlantes decía “quiero cantarle a la gente, no a una máquina, por favor”, aludiendo a las cámaras fotográficas de algunas personas, que -históricamente- nunca han sido de su agrado.

Aquellas manías son las que hacen de ella un personaje único y transparente, que con cada aplauso sonríe un poco de avergonzada, como si fuera la primera vez que canta frente a un público. Y que se emociona cuando un fan le entrega un ramo de flores, como si fuera un prospecto romántico más que un seguidor. Estas cualidades, más su voz cruda y envolvente nos hicieron flotar a lo largo de más de una hora y media de canciones.

El show estaba auspiciado por una marca de colchones que utiliza las canciones de la estadounidense en su publicidad. Lo titulaban “La voz de tus sueños”. No cabe duda de que para la mayoría de quienes tuvieron la suerte de asistir, el show cumplió a cabalidad con esta premisa.

Fotos por Daniel Camargo

0 comentarios: